viernes, 11 de octubre de 2013

De Social a Antisocial



Me acuerdo yo de aquellos años que yo era joven y bella y popular, donde hablaba con todo el mundo, no me daba miedo conocer gente nueva, abierta y sincera, hablando por teléfono por horas, chateaba por horas, con fines de semana ocupado.

Ahora, me he convertido en una antisocial en toda regla, no me gusta hablar por teléfono, no me gusta que la gente venga a mi casa, sean amistades mías o no, simplemente no me gusta ver gente aparte de mi familia en mi casa, no me gusta ir a lugares llenos de gente, los fines de semana, si no salgo con mi novio simplemente no salgo y no me molesta, chateo solo con las mismas 2 personas de siempre y solo por lapsos muy cortos que si lo sumamos serian como 5 minutos al día.

¿Cambio radical no?, pero está soy ahora, y aun así lo disfruto al máximo, aunque confieso que ya olvide como entablar conversaciones con personas que no conozco, que me ruborizo cada vez que alguien me mira fijamente, que no tengo nada interesante que contar, que nadie me mete en chismes, ni hay hipocresía porque simplemente no tengo amigos y bueno, locamente, suena aburrido, pero yo disfruto estas cosas, hay veces que no vuelvo y lo admito, pero me ha pasado que me siento sola en un lugar y no quiero que nadie llegue a hablarme, así de rara soy.

¿Qué me ha pasado?, quizás demasiadas desilusiones en cuanto a amigos, quizás demasiados dramas que me terminaron de aburrir, quizás porque no veo personas con la que encaje, tantos quizás...sin ninguna respuesta concreta, quizás es una mezcla de todo.

Viendo el anime Watamote que habla de una chica que hace lo que sea por ser popular pero al final siempre termina sola, caí en cuenta de como yo si prefiero pasar desapercibida, y de como a veces las sonrisas, la sinceridad, y el buen humor, no atraen a las personas correctas, o simplemente no atraen a nadie para iniciar una amistad.

Bueno creo que eso es parte de convertirse poco a poco en una X, me da curiosidad saber que pensare dentro de 10 años cuando lea esto, ¿me sentiré patética? ¿me volveré popular? ¿seguiré disfrutando de mi vida de ermitaña? algún día sabre las respuestas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario