jueves, 16 de enero de 2014

Reseña: Prohibido Enamorarse de Adam Walker - Lia Belikov



Acabo de terminar este libro, y debo decir que tengo una sensación bastante agridulce por este libro.

Sipnosis:   Cuando pienso en Adam Walker, pienso en estas tres cosas: caliente, estúpido y peligroso.

Caliente porque, digo, no se puede negar lo totalmente atractivo que es: cabello negro, ojos verdes, brazos musculosos, tatuajes discretos cerca de la base de su espalda, y deliciosos dedos largos que parecen papas fritas listas para comer.
Peligroso porque el tipo, aparte de manejar una motocicleta, tiene un oscuro secreto que no se atreve a contarle ni a su sombra.
Y estúpido (en serio, ESTÚPIDO) porque, bueno, eligió estar con mi prima Marie.
¿Quién en su sano juicio se fijaría en una persona como ella? Es la personificación de Miss Piggy en toda regla: de personalidad voluptuosa, con voz chillona y siem
pre queriendo ser el centro del universo.
Definitivamente no tengo razones para enamorarme de él. Adam es todo lo que NO quiero en un chico; y sin embargo, sabiendo lo tonto que puede llegar a ser, o lo mucho que está embobado de mi prima, se me hace imposible no probar de la fruta prohibida y caer enamorada de él.
Estoy tan jodida, y pronto vas a saber el por qué…



Opinión con spoilers:  al principio del libro me parecio una serie de comedia, me gusto como fue narrada y todo, pero a la mitad creo, empece a odiar a Anna hasta que termino el libro, ¿Como alguien puede ser tan tonta?, es insegura hasta los huesos, se dejaba mandar por todos, se la pasaba llorando, la gran mayoria de los reclamos hacia Adam me parecian dramas innecesarios, porque, ¿Como coño le vas a hacer un drama a un man que andaba con tu novia y que tu sabias que se cogian?, no tiene logica, y más aun cuando esperaste solo 4 dias para andar con él y lo que más me cabrio era que no tuvo ni el valor de decirle a Adam que estaba embarazada... osea.

Adam me parecio interesante al principio, pero despues se me hizo pesado, ilogico, y extraño, jamás maduro, posesivo, le decia con quien salir, que ropa ponerse, minimo Anna era su robot, y Mason jamás me cayo bien.

La escritora deja mucho que desear, abusaba mucho de ciertas cosas que al principio quedaron bien, por ejemplo "el efecto bambi" lo uso tanto que me aburria leer sobre eso, las conversaciones siempre iban de lo mismo, las excusas totalmente innecesarias, siempre Adam le mordia el cuello a Anna no importaba la situacion, o se lamia los labios, uso tanto eso que ya me cabreada y mas con las excusas de Adam, te amo pero soy posesivo loco enfermizo, que te cojo, te alejo pero te amo... ¿enserio?


Yo creo que a las masoquistas les gustara esta porqueria de libro. 1/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario