martes, 29 de marzo de 2016

Cosas de la Vida: Obsesiones.



“Mi corazón se ha cerrado, pronto quedará en ruinas

Cada día que grito va matando mis lágrimas

Mi corazón dejó atrás la fuerza para confiar 


Mi propio corazón me mató” 



Últimamente en mi diario vivir, he visto muchos tipos de obsesiones, antes pensaba que solo existían las amorosas, tecnológicas, a la limpieza (como mi abuela) ,entre otras, pero me he dado cuenta que las cosas van más allá, hasta rayar lo absurdo.


El primer caso que me sorprendió es la obsesión intensa que tienen algunas latinas con Corea, al punto de que he visto chicas que solo quieren un novio coreano, que ahorran y se endeudan por viajar a Corea y conocer un coreano “perfecto” y lo idolatran tanto que si dices algo “malo” de su cultura se enojan y hasta pueden despellejarte viva por tu osadía, sin ponerse a pensar que su cultura tiene cosas malas y buenas como en todos lados del mundo, y que no todo porque lleve el sello coreano es perfecto, incluso había una chica de Perú que se opero la cara para tener rasgos coreanos, y repudiaba ser de su país y solo tiene 19 años. Hasta ahora no conozco hombres que estén a ese nivel de obsesión pero quizás los haya como todo.


Otra obsesión que he visto mucho son los llamados otakus o frikis, debo decir que una cosa muy distinta es ver anime/jugar de forma normal, y otra es no trabajar, ni estudiar, ni hacer nada por solo jugar y ver animes, al punto de que digas que no te casaras porque no encuentras a nadie que se comporte como un anime/juego, o porque no se parece físicamente, o que un hentai te excite el triple de lo que te excita una mujer real, que vivas y respires anime/juegos de una manera que te aísles de todos y quedas así, solo, besando una pantalla o las almohadas de aquel personaje.


Yo conocí un muchacho que me pretendía y me dijo que no andaba conmigo porque no me parecía a no me acuerdo que personaje de anime, y me dijo que si yo quería algo con él, tenia que vestirme, peinarme, hablar y actuar como esa chica anime, y yo así de WTF?! o.O




La tercera obsesión que me perturba es el de la manía de operarse miles de veces, he leído tanto sobre esto en Corea, al igual en Estados Unidos, que bueno me parece aterrador como una persona cambia completamente de cara y me pregunto, cuando tengan hijos y les salgan “feos” ¿lo operarían también?


No entiendo esa manía de no quererse, de no aceptarse, una cosa es operarte algo ligero, pero no toda la cara ni cambiarte de nariz cada 2 años que por cierto la gran mayoría queda con esa nariz horrenda x.x, buscan “doctores” de mentira y solo logran destruirse la vida más y no aumentar en nada su autoestima.


¿Conocen otro tipo de obsesión? ¿Qué opinan ustedes?

2 comentarios:

  1. Sobre las operaciones dicen que es como los tatuajes, apenas empiezas no paras! Muaxx

    ResponderEliminar
  2. Te nominé a un tag darling!
    Espero te entretengas!
    http://cuentosmiss9.blogspot.com/2016/04/nominacion-del-liebster-award.html

    ResponderEliminar